¿A alguien le queda duda que el futuro del vino español pasa por la internacionalización y el mundo digital?

¿A alguien le queda duda que el futuro del vino español pasa por la internacionalización y el mundo digital?

A alguien le queda duda que el futuro del vino español pasa por la internacionalización y el mundo digital tras ver las cifras de exportación de vinos desde 1860 hasta 2016:

Gráfico elaborado por la Universidad de Adelaida

Una cosa está clara, que los países mayores productores del mundo no tienen mercado interno que consuma su producción de vino, con lo cuál se han visto forzados a la exportación, lo cual repercutió en el resto de países donde sus menores producciones eran asumidas por su mercado hasta que llegaron los vinos de los grandes productores, un efecto dominó que obligó a los elaboradores de los pequeños países productores a también internacionalizarse y salir al exterior.

Pero el error básicamente está en entender que vender vino español fuera de españa es internacionalizar. Sencillamente es vender en un mercado globalizado. Para muchas cosas se habla de globalización sin embargo en otros sectores, como es el del vino, se habla de venta fuera de España. Lo consideran como algo necesario y que ayude a sus ventas nacionales cuando debería ser lo más cotidiano y exportar ser el día a día igual que en otros sectores. Y es donde juega un papel fundamental la digitalizaciçon o el mundo online, ya que es más rápido llegar a un país con los vinos por el mundo online que llegar en persona, además de menos costoso.

Las estrategias de marketing que había hasta la fecha en el mundo del vino de España le han conducido a dónde está el mercado hoy. Lo triste es que son tan arcaicas las estructuras que no quieren adaptarse ya que significa socializar el mundo a todos los productores, cosa que las grandes bodegas y sus gurús amigos no tienen interés porque son las vacas sagradas de las que se ‘apesebran’.

Nos parece fundamental que pequeños productores se unana con buenos vinos para salir de españa ellos mismos, sin tener que depender de los ‘saraos’ que monten críticos y poderes públicos, que a la postre solo sirven para promover los vinos de los de siempre según están diseñados actualmente.

Ver la escalada desde finales de los 90 del siglo pasado hasta hoy de las exportaciones de vino ¿no hace pensar a las bodegas que deben apostar tambièn por el mundo online?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>