Vinos de Madrid, el enoturismo al que se llega en metro

 

La cercanía de las bodegas a la capital es el principal valor de una denominación cuyo enoturismo está emergiendo con fuerza. Los Vinos de Madrid aprovechan la oportunidad que supone estar a escasos kilómetros de la gran ciudad

DSC_5844

De Madrid al cielo. Pero también… al vino.

La cercanía de las bodegas a la capital es el principal valor de una denominación cuyo enoturismo está emergiendo con fuerza. Tal y como explica Antonio Reguilón, presidente la DO Vinos de Madrid y de la asociación Madrid Enoturismo, son muy conscientes de que deben “aprovechar la oportunidad que supone estar a escasos kilómetros de una ciudad como Madrid, que además da nombre a nuestros vinos”.

Bodega Pablo Morate, Museo del Vino.

Bodega Pablo Morate, Museo del Vino.

Y por si eso no fuera suficiente, remarca: “Somos de los pocos destinos de enoturismo que pueden presumir de llegar en metro a las bodegas. Pero además, podemos alardear de tener unas bodegas que ofrecen unos servicios turísticos de calidad, muy diferentes unos de otros para así poder satisfacer a todos los segmentos de la demanda”.

“Madrid ofrece unos servicios en bodega y unos vinos de gran calidad”, destaca Reguilón para quien el enoturismo es “un gran aliado en la promoción y comercialización de nuestros vinos y viceversa”. El trato personal que se da al visitante es una de las notas distintivas del enoturismo madrileño ya que “al tratarse en su mayoría de bodegas familiares, el visitante tendrá el privilegio de ser atendido por el propietario o el mismo enólogo de la bodega”.

Gosálbez-Orti

Cata en Gosálbez-Orti

En Madrid, las rutas del vino tienen carácter histórico. Uno puede realizar la ruta de Goya, la del Valle de las Iglesias, la del Imperio Romano, la de la Orden de Santiago, el Camino de Reyes o la ruta del Ferrocarril. No obstante, cada bodega ofrece multitud de servicios. Si sumamos las 21 bodegas asociadas arrojan un total de más de 100 servicios turísticos. “Lo que pretendemos es que la gente diseñe su propia ruta a partir del catálogo de servicios que se ofrece en la web de Madrid Enoturismo“, explica Reguilón.

Mapa de las rutas del vino de Madrid. Fuente: Madrid Enoturismo

Mapa de las rutas del vino de Madrid. Fuente: Madrid Enoturismo

Tres zonas vinícolas muy diferenciadas

En relación al medio físico, la subzona de San Martín está ubicada entre el sistema central y el río Alberche, la subzona de Navalcarnero, entre el Río Alberche y el río Guadarrama y por último la subzona de Arganda, entre el Guadarrama y el Tajo. Los suelos y el clima del viñedo, por lo tanto están determinados por estas circunstancias físicas.

Señorío de Val Azul

Señorío de Val Azul

Un medio físico que cambia radicalmente. Los suelos de Arganda tienen un alto contenido en caliza y el viñedo se ubica en las vegas y llanuras aluviales. En Navalcarnero, los suelos son de origen silíceo. Por último, en San Martín, son suelos graníticos. “Precisamente, esa diferencia en suelos es lo que hace tan interesante la visita, en pocos kilómetros vinos singulares y nada parecidos, aunque en algunos casos tengan la misma variedad de uva”, enfatiza Reguilón.

Enoturismo para todos los públicos

“Nuestro objetivo es que todo el mundo venga a conocer las bodegas”, explica el presidente de la DO Vinos de Madrid. “Nos interesa el público madrileño porque queremos fidelizarle y por supuesto nos interesa el extranjero. Tanto unos, como otros, se van sorprender gratamente al visitar las bodegas”, destaca.

En este sentido cree que los propios madrileños van siendo cada vez más conscientes del potencial del vino de la región. “Hemos pasado de desconocer por completo dónde están los viñedos, hasta ver como se interesan por las añadas, las variedades… Es un trabajo de mucho tiempo, la capital engulle a la Comunidad y hay que trabajar para traer al campo madrileño a una capital tan abierta como es Madrid. Eso es magnífico pero más complicado que en otras zonas”, detalla el máximo responsable de la DO.

Bodega Jesús Díaz

Bodega Jesús Díaz

“En Madrid todavía no podemos hablar de la evolución (del enoturismo) porque estamos iniciando la andadura como asociación”, explica Reguilón. No obstante, para ellos es muy importante la recogida de datos de las visitas con el fin de estudiar nuestros principales segmentos de demanda, así como sus pautas de consumo. Por ello han creado su propio observatorio del enoturismo de Madrid.

El enoturismo como extensión del turismo rural

A juicio de Reguilón, “está claro que el enoturismo está de moda y esperamos que lo siga estando, ya sea como extensión del turismo rural, cultural o eno-gastronómico”, al cual se sienten “muy vinculados”.

Bodega Ricardo Benito

Bodega Ricardo Benito

Pero también cree que queda “mucho por hacer” todavía. “En nuestro caso, somos muy jóvenes y tenemos que terminar de formar nuestra estructura incorporando más agentes vinculados directamente con el turismo, darnos a conocer dentro y fuera y comercializar servicios”, detalla. Y añade: “Por supuesto, estamos lejos de países como Francia e Italia donde el modelo de turismo interior está mucho más desarrollado. Además, se trata de dos países que precisamente están muy por encima de España en cuanto a consumo interno de vino”.

Fuente: http://unbuenvino.com/2017/04/vinos-de-madrid-el-enoturismo-al-que-se-llega-en-metro/?utm_source=blogsterapp&utm_medium=Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>